Sonrisas Colgate

Tu mejor sonrisa

Sonrisas Colgate

PainApple, una app para niños enfermos

Las vidas de los niños se ven alteradas por una estancia en el hospital, una experiencia muy desagradable (pero necesaria) para los niños de cualquier edad. Esta estresante estancia puede interferir en su normal desarrollo, ya que el niño se aísla de amigos y familiares queridos, tiene miedo y se aburre; además del dolor que sufre tras un postoperatorio.

Algunos no tienen la edad suficiente para entender porqué están hospitalizados o pueden tener creencias falsas sobre lo que les está sucediendo. Muchos incluso no pueden expresar cuanto dolor están sintiendo.

PainApple, una app para niños enfermos

Para ayudar a los más pequeños y saber en que estado se encuentran, el Hospital Niño Jesus ha desarrollado PainAPPle, una aplicación para medir el nivel de dolor de los niños.

Para los pequeños que todavía no saben expresarse, o que tienen dificultades para hacerlo, el lloro era la única manera que tenían los profesionales pediátricos de poder saber que grado de dolor sentían. Pero con esta fácil y eficaz solución, ahora podrán determinar el tratamiento más adecuado, según lo que ellos indiquen.

De esta manera, como si de un juego se tratase, los pequeños deben valorar su estado y dolor, poniendo cara, con sonrisa o tristeza, a un personaje. Estos datos se quedan reflejados en tablas y gráficos que muestran la evolución del paciente. Y después de su valoración, los niños podrán jugar con ese mismo personaje, cambiándolo de ropa y de cara.

Esta aplicación se ha desarrollado a través de la Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital Niño Jesús. Utilizando estas nuevas tecnologías resulta más sencillo para los profesionales, dar una solución más rápida y eficaz personalizada a cada paciente.

Tanto los enfermeros, como los padres, pueden ayudar mucho a los niños en una estancia hospitalaria. Hay muchas maneras en las que podemos ayudar al niño a llevar de la mejor manera su enfermedad. La reducción del estrés y la ansiedad reducirá su recuperación.

Si sabes que va a ser necesaria una intervención con antelación, prepáralo para la experiencia antes con antelación. Ten en cuenta que los padres son un modelo de comportamiento, y si ellos tienen miedo o está triste, los niños se sentirán de la misma manera.

Responde a todas las preguntas que tenga con explicaciones sencillas y explícale en que consistirá el proceso de una manera que el pueda entender.

Una vez en el hospital, las visitas de amigos y familiares le ayudarán a permanecer conectado con su mundo fuera del hospital. Si las visitas no son posibles, las llamadas telefónicas o videoconferencias por internet son muy beneficiosas.

Llevarle juguetes, peluches y objetos familiares que el conoce lo ayudará mucho. En la medida de lo posible, hay que alentarle a jugar. El juego, en general, puede entretenerle y evadirle por unos momentos del dolor, la ansiedad o la enfermedad. El juego mantiene la estimulación, esto fomenta su desarrollo normal.

Hay muchos hospitales que organizan juegos y actividades, y personalidades del mundo del deporte o de la música, a menudo, suelen visitar a niños con enfermedades crónicas.

Cualquier producto o actividad que palie el dolor o acelere la recuperación es bienvenida.

Más Sonrisas Colgate